Críticas de Prensa

Crítica del XIV Concierto de Navidad: "El buen ambiente de la Navidad con Saravasti" (La Opinión, 3 de enero de 2014)

Crítica La Opinión

"Del Cuarteto en Fa mayor Kv.168 de un Mozart todavía con claros ecos de Haydn, el Cuarteto Saravasti ofreció una ejecución minuciosa y una interpretación cuidada estilísticamente. De La Oración del Torero Op.74 de Turina reflejó más, acertadamente, la expresividad interiorizada que el pintoresquismo. Y abordó la muy interesante y elaborada Serenata para cuarteto de cuerda Op.87, del propio Turina, con una coherencia inatacable, y con la concisión necesaria. Todo muy aplaudido y con buen ambiente, cercano, entre el escenario y la sala."

Crítica del Diario La Opinión (30 de noviembre de 2013)

_Crítica

Concierto realizado el 26 de noviembre de 2013. Auditorio Víctor Villegas. Murcia.

El Cuarteto Saravasti, con la ejecución resuelta, ofreció una versión del Cuarteto Op.131 de Beethoven valiosa, seria, de discurso continuo, con sus elementos de conjugación y transición, con todos los vínculos entre las partes bien conectados, sin que se interrumpiera la unidad ni se alterara. Tocada así, esta música revela trabajo solvente y tiempo de maduración.

Crítica del Diario La Opinión (1 de junio de 2013)

Crítica La Opinión 2 Mozart Dvorak

Concierto realizado el 28 de mayo de 2013. Auditorio Víctor Villegas. Murcia.

El Cuarteto Saravasti nos transmitió el Cuarteto en Sol mayor Kv.387 de W.A.Mozart en una interpretación muy redonda, tranquila, equilibrada, con proporcionada densidad y calma, que inducía bienestar. Profundizando, con claridad, finura y precisión. Con fuerza en el último movimiento, pero sin nervios, sin tensiones añadidas. Excelente.

"Original recreación para una buena música" (La Opinión, 16 de marzo de 2013)

Crítica La Opinión

Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz Op.51 de F.J.Haydn. 13 de marzo de 2013. Auditorio Víctor Villegas. Murcia.

Ejecución de muy buen nivel, con afinación, sonido empastado, cuidadísimo, e interpretación estimable, cercana, íntima; con conjunción, equilibrio sonoro y proporción en el discurso, con la variabilidad expresiva justa para que, siendo todo adagios menos el final, en cuya fuerza no se perdió el control, no se hiciera monótona. Sin tensiones añadidas, induciendo seriedad y reflexión, meditación y serenidad.

Crítica del XIII Concierto de Navidad: "Concierto de Navidad 2012" (La Verdad, 30 de diciembre de 2012)

Concierto de Navidad 2012.jpg

Como siempre, los Saravasti, estupendos, adaptándose a las distintas necesidades expresivas, pasando de un Haydn sereno al contrapunto atemporal de Glazunov, y en contraste con un Beethoven siempre maduro, con sonoridades plenas y compensadas, sobre todo en un cuarto tiempo especialmente dificultoso que supieron plasmar lleno de madurez y solvencia.

Crítica del XIII Concierto de Navidad: "El esperado Concierto navideño del Saravasti" (La Opinión, 29 de diciembre de 2012)

El esperado Concierto navideño del Saravasti.
Los asistentes pudieron disfrutar de ejecuciones de nivel, y de interpretaciones planteadas y resueltas con la rigurosidad de estos serios profesionales que hace un tiempo que tocan, además, con un grado de madurez interesantísimo y con una sonoridad a auténtico cuarteto que constituyen una garantía.
Lo más redondo, lo mejor, el nada fácil Beethoven, tuvo altura y hondura; intimismo bien interiorizado, lirismo, discurso, pausas, color, meditación, sentido del ritmo sincopado y la acentuación de contratiempo, vigor dinámico, y brillantez final; fue expuesto con concentración y comunicado con fuerza, y con un aquilatado carácter beethoveniano.

Interpretaciones que acreditan a un cuarteto (Revista Ritmo, julio 2012)

Saravasti. Revista Ritmo. Julio 2012.JPG

El cuarteto nº4 de Schubert tuvo contrastes, pujanza contenida, encanto y naturalidad, y el nº12 "Quartettsatz" transmitió el componente trágico con delicadeza sonora. El 7º de Shostakovich fue expuesto con fino lirismo y melancolía, con sencillez y belleza, pero con dinamismo. Y el 8º fue de una gran fuerza expresiva, con el componente debido de desgarro, con momentos de intensidad muy bien calibrada, con consistencia estructural y rítmica. Con todo en su sitio, sonando muy bien, con madura entidad de cuarteto. Interpretaciones, como la de la propina, el recogido Andante cantabile de Tchaikovsky, que podrían haber sido hechas por un cuarteto de renombre y fama internacionales. Interpretaciones que acreditan a un cuarteto.

Interpretaciones que acreditan a un cuarteto (La Opinión, 14 de mayo de 2012)

criticalaopinion14_5_2012.jpeg

Las interpretaciones tuvieron densidad y peso específico, en un concierto que no sólo mantuvo el nivel, sino que fue a más. El cuarteto nº4 de Schubert discurrió por caminos de contrastes, pujanza contenida, encanto y naturalidad. Y el nº12 "Quartettsatz" nos transmitió el componente trágico, expuesto con delicadeza sonora. El enigmático, breve, íntimo y personal nº7 de Shostakovich fue expuesto con fino lirismo y melancolía, con sencillez y belleza, en el dinamismo del transfigurado vals y en la poderosa estructura de la compleja fuga final. Y el nº8, página más íntima todavía, autobiográfica, fue de una gran fuerza expresiva, con el tono medido de elegía, el punto justo de caricaturización en el segundo movimiento y en el vals siguiente. Con el componente debido de desgarro, con momentos de intensidad muy bien calibrada. Con consistencia estructural y rítmica. Con todo en su sitio, con unos pianísimos casi inaudibles, pero con sonido, unos fuertes reforzados, pero sin forzar, y con unos sforzandos sugeridores, bien realizados. Sonando muy bien todos los instrumentos y con equilibrio, conjunción y compenetración.
Con madura entidad de cuarteto. Interpretaciones todas, como la de la propina, el recogido Andante cantabile de Tchaikovsky, que podrían haber sido hechas por un cuarteto de renombre y fama internacionales.
Interpretaciones que acreditan a un cuarteto. Dentro de las habituales buenas actuaciones del Saravasti, puede que éste haya sido el mejor concierto que les he escuchado.

Éxito del Cuarteto Saravasti (La Verdad, 13 de mayo de 2012)

Éxito del Cuarteto Saravasti.
Una agrupación sólida, como siempre, que va abriendo nuevos caminos estéticos con la misma solvencia que acostumbran. Con nitidez y transparencia los Saravasti son muy rigurosos y tienen una sonoridad imponente, pero además, saben leer las obras que interpretan y acercarse a la sonoridad que el compositor plasma dentro de su ideario sonoro.

Crítica del XII Concierto de Navidad: "Buena música de cámara, y en su sala" (La Opinión, 31 de diciembre de 2011)

Critica.JPG

Del cuarteto de Beethoven pudimos escuchar una lectura directa, con buen estilo, en interpretación sensible, bien estructurada, con visión global, pero atenta al detalle, al pulso y al ritmo, y con expresividad; el adagio, por ejemplo, resultó emotivo. En el quinteto de Schubert se rozaron cotas de excelencia. La ejecución fue de nivel, las dinámicas cuidadas, la expresividad romántica, pero sin exceso sentimental ni de tensión, con equilibrio sonoro y de línea, y buscando; habría que hablar del lirismo del allegro, del etéreo, nostálgico adagio, de la plenitud del scherzo, o de la fuerza del allegretto, con admirable sintonía y con absoluta implicación de todos los intérpretes. La obra, grande entre las de cámara, es agradecida, y los actuantes, uno a uno y como grupo, dieron un rendimiento altísimo.