Crítica del concierto Brahms del 23 de noviembre (La Opinión, 1 diciembre 2015)

“En el Quinteto con clarinete de Brahms los intérpretes, tanto los arcos como el clarinetista, perfectamente integrado en ejecución, sonoridad e interpretación, mostraron arrebato, tranquilidad, transparencia, intensidad, densidad, y todas las características de esta música brahmsiana, en excelente hacer, en adecuado ensamblaje, con afinación, empaste y calidad de sonido. Con equilibrio, con coherencia.”